#blanc

A lo largo de una vida, ¿quién no ha vivido momentos en blanco? Yo también me he sentido en blanco. Sentir la muerte cerca es un blanco muy potente, como un fogonazo que detiene el tiempo y la respiración. Algunas veces he estado asustada; otras, perdida.
Y otras tantas, ilusionada, como hoy.

El blanco es pureza, paz y sanación. Es una sábana limpia, pronta a ensuciarse de vida.
El blanco paraliza al escritor, invita al niño a crear el mundo con sus ceras de colores.
El blanco es generoso, refleja la luz y se abre de par en par para recibir todo lo que deseamos contar.

Este es un momento Blanc. El calendario me anuncia que he pasado de los cuarenta y llevo dando tantas vueltas que hasta el mundo se ha mareado. Y para no caer, me he agarrado a la música. He empezado a tocar más, a improvisar más, para al final… componer.

Se me escapan notas y notas por todas partes, como si abriera un grifo.
¿Para qué?, ¿para quién?

Blanc tiene sentido porque es para ti. Para abrazarte y para que me sientas cerca.
Para llenar de sonido tus espacios y tu tiempo y tus silencios.

Blanc es un retazo de vida. Una hoja en blanco para equivocarnos y reescribirnos. Un encuentro íntimo con nuestras emociones. Una ocasión para pedir perdón, dar las gracias y decir te quiero.

Blanc es una maleta llena de vivencias, lugares y personas especiales. Un viaje en el que he ido de una punta a otra de mí misma… hasta encontrarme.
Disfruta de este viaje. Deja la mente en blanco y …acompáñame.

 

0
    0
    Tu cesta
    Tu cesta está vacíaVolver a la tienda